Rhytm & bici

30 enero, 2012

Por Mariano Pedrosa

La foto muestra una multitud que surge inesperada y fantasmal, los acompaña la niebla. Podrían ser zombies hambrientos de cerebro que avanzan camuflados en la niebla, sin embargo su intención es pacífica, por eso uno tampoco podría compararlos con un ejército, les falta actitud beligerante. No tienen armas, todos poseen su bicicleta, a pesar de esto el conjunto es más bien hierático, mudo y aunque visten ropa liviana la imagen transmite frío. La fotografía deja ver una multitud desordenada pero no ansiosa, como un cardumen, pero de bicis navegando por las calles, sin bicisendas que afeiten la libertad.

Masa crítica es una coincidencia no organizada, es un movimiento de bicicletas en las calles”, pero además es un auténtico acústico de cuerpos en acción, de tendones, cadenas, piel, fierros, sudor, grasa. Es el punto en que una multitud hace coincidir el placer con la militancia. No son cuerpos engullidos y silenciados por máquinas rugidoras, sino un tetris de formas lindamente encajadas, unas en otras, pedaleando por la ciudad. Bicicleta es alegría entre las piernas, como sugieren algunas remeras.

El rumor del paseo multitudinario, acompasado por músicos que suben su pasión arriba de la bici, revela la presencia de otros sonidos. Es que con motores no hay sonidos y tampoco silencio. Ni siquiera hay ruido: hay una obstinación en el daño, sonoro y ambiental. Hegemonía es la palabra maldita, aquello que oculta la riqueza de las disonancias, que hace creer que no hay más mundo que aquel que se impone a la fuerza, por el imperio del imperio.

Las convocatorias a la masa crítica son abiertas, este domingo 5 de febrero a las 16 te podés encontrar en el Obelisco con Emiliano Ocantos (Oca), autor de las fotos, y con otros cientos pedaleadores…

Más de Oca, acá.

Anuncios

Discos / Aki Tsuyuko / Hokane (2006) Por dmp

http://diegomaxiposadas.files.wordpress.com/2008/11/hokane1.jpg

“En una taza de plata, atesorar nieve” Con esta imagen Zeami (1363-1443), el actor y autor de teatro Noh medieval japonés, inicia en su estudio de los nueve grados, compilados en su tratado de estética Kyui-Shidai, la descripción del tercer grado: “el estilo de la flor serena” (revista Tokonoma #4). Reposada y resplandeciente, microscópica y expansiva la música de Aki Tsuyuko predispone al espíritu a aventurarse por paraísos diminutos, como el que cabe en la taza de Zeami. Gentil el sello Thrill Jockeyque editó su libro-disco “Hokane” al permitir escuchar todos los temas que integran esta obra.

Y gracias a Jerónimo por hacernos conocer “Aquilo”, tema que si lo dejas te lleva en un tren (de juguete, vacío) al mismísimo centro de la taza

https://i0.wp.com/userserve-ak.last.fm/serve/252/37439.jpg

Aki Tsuyuko

Sonajero / Algo sobre el hip…hip…hipo…hipopó…hipopótamo tar tar tartamudo tiene hipo, disco producido por el colectivo Viajo. Por dmp

Quiero compartir el caos del mundo con vos, le dice un sapo sin fe ni dios, viejo y feo para más datos, a la rana que lo enamora. Patos que se pierden. Familias de patos que se pierden y se vuelven a encontrar para perderse otra vez. Manos como nubes, carcajadas de trompos, edificios de discreta curiosidad, persianas que pestañean y gente que obedece a unos niños mareados como adultos. ¿Qué hace a una canción infantil ser o no ser infantil? ¿El estar destinada a los más pequeños nomás? ¿Donde se construyen los imaginarios de tu infancia, quienes fabrican esos estribillos?

Adrián Paoletti & Los Acordes, Lucila Inés, Micaela Valderdi, Yamili Duarte, Francisco Garamona, Julieta Sabanes y Federico Hoffman, confabulados, tal vez sin proponérselo, contra los estereotipos del mercado de la música para niños, proponen otros rumbos para el oído infantil en las 6 canciones tan artesanales como contundentes que pueblan este disco. Lo que parece (y es) una pacífica ronda de juglares marchando ¿alegremente? a un mismo compás se revela en los 15 minutos que dura el disco como una cofradía de niños y poetas que eluden los diminutivos para celebrar la fragilidad, el caos, los caminos sin sentido, la felicidad de encontrarse con otros patos en la noche oscura, las sorpresas que depara una decisión impensada, los equipajes livianos. Dar la vuelta a un mundo mal pegado, dice, canta por ahí, Julieta Sabanés. Guitarras acústicas, coros de niños, charango, trombones y fanfarrias de lo más suaves, ecos beatlescos (Submarino Amarillo) y walsheanos (María Elena en este caso) flotan en el camino.

El colectivo VIAJO, con sede en la ciudad de Médanos, provincia de Buenos Aires es una sociedad de artistas y ciudadanos que voluntariamente ofrecen alternativas para la circulación de textos, ediciones, música, cine, información y obras de arte. Desde hace varios años vienen recuperando espacios abandonados, realizan muestras, talleres de artes y oficios, y producen obras gratuitas por donde se las mire, como este disco. El hip…hip…hipo…hipopó…hipopótamo tar tar tartamudo tiene hipo, con tapa de Lola Goldstein que se puede descargar aquí:

http://www.mediafire.com/?3x1cg3ozug2uto9

http://www.proyectoviajo.com.ar/